Blacky..... si, era color negro....






                Les quiero presentar a la mascota de la casa, mi perro, nuestro perro, y es que antes no era tan querido por mi, soy honesta, nunca me han gustado los perros dentro de casa, soy muy quisquillosa, que puedo hacer !, esa soy yo, si todo mundo fuéramos iguales que aburrido sería, la cuestión es que tampoco en casa de mi madre tuvimos perro dentro de casa, cuando existió alguno que recuerdo muy bien, se llamaba Fido, la raza era Jack Rusell Terrier,  era un perro muy inteligente, digo, todo dueño de perro dirá, el mio es brillante, ok, pero ciertos perros tienen características especiales, este perro recuerdo  le gustaban los paletas heladas de fresas con crema, tenían una rutina mis padres con el, Mi padre que en paz descanse, que falleció en Febrero de 2016 le llevaba a una paleteria, esto cuando vivían en la casa que tenían en la playa, a las 6:pm empezaba a ladrar para que mi papa lo llevara a comer su paleta, si, mi papá hacia un poco de emoción y se pasaba del lugar, el en la parte de atrás de la camioneta ladraba con fuerza avisando que se había pasado, regresaba y le compraba su helado, creo que nunca hizo eso ni por los hijos, una rutina así, no me pongo celosa, creo que los animales pueden tener ciertos privilegios pues no hablan, así que hacerle la vida mas placentera. Bien, Blacky era completamente negro, si, porque aquí en USA se ofenden cuando pronuncias negro?, yo nací blanca, tal vez en otra vida fui negra, puede ser, la cuestión que en unos meses fue cambiando de color y es que la madre era blanca, un Poodle, el padre Labrador, el es una raza mezclada, "Labradoodle", así que estamos pasando por un poco de vergüenzas cuando vamos en ocasiones al parque y las personas son de tez obscura comienzan a decir: que perro tan precioso !, que cariñoso, como se llama??, y pues claro que diremos... Blacky, jajajaja, me río pues a estas alturas cambiarle el nombre es un poco difícil, hemos tratado, pero mi hijo se niega, mi esposo dice que ellos se adaptan a cualquier nombre, claro que le le creo, pero en fin, Blacky es muy inteligente, tierno, juguetón, tratando de madurar, todavía no se resiste cuando ve gente nueva se la quiere comer a lengüetadas, esta parte es la que yo no tolero, yo he dejado que lo haga, pero enseguida me tengo que lavar, a mi marido lo lame hasta los oídos, yakas! !, en fin, le hago muchos cariños, si aunque no lo crean, el y yo tenemos una relación bien definida, el sabe que no puede estar en la cocina, ni los dormitorios, claro para eso tengo un baranda, pues el todavía no comprende sus limites, en fin, me he adaptado mas...., si porque al principio aunque no huele mucho, mi nariz sensitiva me hacia estornudar, casi por 2 meses padecí, y dije, ó el perro ó yo, me dijeron, el perro no se va.... que?, ok...., tal vez mi karma es soportar, ok, ya estoy mas adaptada, me hace mucha gracia su comportamiento, ronca como un hombre, se echa pedos, si, pedos, cuando pasa eso le grito, fuera de mi lado !, jajaja, pero es muy cariñoso, a veces solo quiere estar en mi regazo, me sube las patas para que le haga cosquillas, pero como dice el dicho Mexicano: le dices mi alma y quieren casa aparte, jajaja, cuando tiene hambre y no le hacemos caso, tira el plato al piso, cuando me pongo hacer ejercicio, hace yoga, al menos eso parece, se pone de lomo patas arriba, en fin, aquí ,les dejo unas fotos del antes y después. Hasta pronto !

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Arroz Rojo